¡Gracias!

¡Gracias!

octubre 20, 2020

Llegar por fin a la orilla, a unos centímetros del precipicio y aventarse, suena mucho más fácil de lo que en realidad es pero, por alguna razón y sin dudarlo, nosotras nos tomamos de la mano y brincamos juntas. Y aunque parece que sucedió de la noche a la mañana, la realidad es que nos costó 4 hijas, 3 años, 2 trabajos y 1 pandemia.  


Sí, a veces con muchas inquietudes, pero siempre con la certidumbre de que lo más satisfactorio estaba detrás de todos nuestros miedos. Con cuotas de desvelos y algunas lágrimas, pero cada día fuimos avanzando más y más. Nuestras ganas fueron suficientes para hacer que los astros se alinearan, nuestra familia se sumara y nosotras conectáramos con gente súper chingona en el camino para que, en conjunto, pudiéramos hacer esto realidad. 


Nos queda todo por hacer, pero sabemos que vamos por el camino correcto y que Makamú es mucho más que ropa y accesorios, Makamú es mucho amor y muchas ganas: ganas de aportar, de colaborar, de trabajar por un mundo y por México mejor para nuestras hijas por muy cliché que suene (bueno, si eres mamá, seguro nos entiendes). 


Lo mejor apenas empieza y esto es solo el principio de la mejor aventura profesional. Este primer post es para nuestras hijas. Gracias Emilia, Melissa, Olivia y Julieta, por ser la principal fuente de inspiración y el motor más grande de Makamú.

Deja un comentario

Tomar en cuenta: los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.